TALLER DE MICROFONOS


micros
/

Un micrófono es un dispositivo que permite transformar las vibraciones del sonido en impulsos eléctricos para que podamos trabajar con ellos amplificándolos o modificándolos de múltiples formas.
/
Si los conectamos a un equipo de grabación también permiten registrar esos sonidos para trabajar con ellos en un entorno de producción sonora electroacústica.
/
En realidad el micrófono es como una especie de tímpano que permite captar las sutilezas del sonido del mismo modo que un microscopio es una especie de ojo que nos acerca a los pequeños detalles que no percibimos a simple vista.
/
Un altavoz o unos cascos funcionan de manera similar pero su uso convencional es el opuesto, así en lugar de conectarlos a la entrada de un equipo de sonido para que se comporten como un oído se conectan a las salida para que emitan vibraciones. De hecho es posible utilizar unos cascos cómo micrófono y algunos micrófonos como altavoces, aunque no suele dar un resultado demasiado bueno.
/
Si bien los micrófonos son una herramienta para captar el sonido también se puede hacer un uso creativo para generar nuevas sonoridades:
/
“Me había comprado un TamTam grande para mi composición MOMENTE, y lo monté en mi jardín. Entonces hice gran cantidad de experimentos excitando el TamTam con gran variedad de utensilios -de cristal, tarjetas, metal, madera, goma, plástico- que recogí alrededor de casa y conecté un micrófono (con una sensibilidad marcadamente direccional) que sujeté en mi mano moviéndolo alrededor, conectado a un filtro eléctrico, cuya salida iba a un potenciómetro y entonces se hacía audible a través de un altavoz. Mi colaborador Spek estaba en casa y cambiaba la configuración del filtro y los niveles dinámicos, improvisando. Al mismo tiempo, grabamos el resultado en cinta. La grabación de este primer experimento microfónico fue un descubrimiento de gran importancia. Nosotros no habíamos pactado nada acerca de lo que debería hacer el otro; Yo usé algunos de los utensilios que tenía a mano siguiendo mi intuición, y al mismo tiempo auscultaba la superficie del Tamtam con el micrófono, como un doctor ausculta un cuerpo con un estetoscopio; Spek también reaccionó espontáneamente a lo que el oye como resultado de nuestra actividad combinada”. Stockhausen, prefacio a la partitura de Mikrophonie I.
/
Aunque existen muchos tipos de micrófonos dependiendo de sus especificaciones técnicas y aplicaciones, en este tutorial vamos a centrarnos en dos tipos cuya fabricación es fácil, económica y que se pueden utilizar en clase para amplificar o grabar: los micros de contacto y los binaurales.

/

MICRÓFONOS DE CONTACTO
/
Estos micros, como su nombre indica, captan las vibraciones de aquellos objetos con los que entran en contacto. Se utilizan tradicionalmente en instrumentos de cuerda para captar la vibración directamente de la caja de resonancia y permiten una gran cantidad de matices, al ofrecer una respuesta dinámica muy amplia, pero su rango de frecuencias es más limitado.
/
Su gran ventaja es que, al recibir las vibraciones sólo a través de un sólido, permiten aislar muy bien el sonido que queremos captar de las interferencias de otros sonidos que hay en el ambiente.
/
Además este tipo de micrófonos se suele encapsular para crear versiones especiales adaptadas a otros medios como los hidrófonos que se utilizan para la realización de grabaciones submarinas.
/
Material necesario y coste aproximado
/
Piezoeléctrico: es un transductor del tamaño de una moneda y muy plano formado por dos capas, una metálica y la otra cerámica, que aprovecha la energía que le llega para convertirla en un campo eléctrico (1 piezo = 0.20 €).
/
Cable : usaremos un cable doble. Puede ser un cable que al abrirlo contiene en su interior una sección de hilos conductores aislados por una cobertura plástica de una malla que lo rodea, o bien un cable de dos vías, es decir; dos cables separados que suelen venir emparejados (2 metros = 1 Euro aprox).
/
Jack: este es el sistema standard de conexión. Puede ser de de 3.5 o de 6.3, dependiendo del grosor, y hay que elegir uno u otro dependiendo del equipo en el que lo vayamos a conectar. En principio, cómo sólo vamos a montar un piezo, utilizaremos un jack de 6.3 para conectarlo en una pista mono de una mesa de mezclas (jack mono 6.3 = 1.50 €).
/
Herramientas
/
Soldador, estaño, pelacables o alicate, pinzas de sujeción…
/
Montaje
/
Primero pelamos la punta del cable dejando el hilo metálico accesible para realizar las soldaduras. Tienen que quedarnos por ambos lados dos grupos de hilos de cobre aislados, uno que es la malla y otro que está dentro de otro cable de color en el interior que es el “vivo”.
/
cable1
/
Si nos fijamos en el piezoeléctrico veremos que está formado por dos círculos concéntricos de diferentes materiales superpuestos. Ahora deberemos soldar el vivo al círculo interior y la malla al exterior, evitando que hagan contacto.
/
Piezo
/
El otro extremo del cable lo conectaremos al jack y luego lo cerraremos. Ya tenemos nuestro micro de contacto.
/
cable2
/
mbira1
/
mbira2
/
basic
/
Opciones
/
Existen diferentes adaptaciones que se pueden realizar de este modelo básico para modificarlo y conseguir unos resultados más próximos a lo que buscamos.
/
Versión stereo: puede que nos interese amplificar un instrumento captando el sonido en dos puntos diferentes para conseguir un sonido más complejo y rico en armónicos y matices. Esto se puede hacer simplemente duplicando el modelo anterior y así conseguiremos una imagen stereo. Para ello podríamos utilizar simplemente dos micros como el anterior, pero algunos equipos, como las grabadoras portátiles, sólo tienen una entrada de jack stereo por lo que sería necesario conectar los dos piezos a un sólo jack stereo. Para ello, como estos jacks tienen tres conecxiones necesitamos unir la del cable que va a tierra de cada micrófono para conectar a la tiera del jack y los otros dos cables a cada pin (derecha e izquierda). Si no está muy claro échale un vistazo a como están montados a continuación los binaurales ya que se utiliza el mismo procedimiento.
/
Limitador: los micrófonos de contacto son muy sensibles al sonido, por lo que a veces, si vas a utilizarlos con instrumentos de mucha dinámica (sonidos cuyo volumen varía drásticamente de un momento a otro), lo ideal es añadir un par de componentes eléctricos que funcionan como un limitador, evitando que los sonidos más fuertes puedan dañar el equipo. Utilizaremos un condensador que conectará ambos cables y una resitencia en uno de ellos (el que va a tierra).
/
Hidrófono: Gracias a sus características, este micrófono también puede transmitir el sonido que se produce en los líquidos, pero para ello será necesario encapsularlo y evitar así que se cortocircuite. Se puede utilizar silicona u otros métodos aislantes.
/
Aplicaciones: estos micrófonos tan sencillos sirven para amplificar cualquier instrumento en los que la resonancia se propague a través del cuerpo del instrumento, pero también permite amplificar sonidos que muchas veces se escapan a nuestro oido, o incluso descubrir los sonidos que están ocultos, consiguiendo de este modo, grandes efectos. Su principal valor es la nitidez con la que capta los sonidos.
/

/
Uno de los artistas que han hecho un uso exhaustivo de estos micrófonos para convertir grandes estructuras en instalaciones sonoras es el artista norteamericano Bill Fontana. Una de sus mayores obras es Armonic Bridge que consistía en amplificar los tensores del Millenium Bridge de Londres sobre el Támesis y reproducir el sonido en tiempo real en el interior de la nave central de la Tate Modern.
/
fontana1
/
[audio: http://www.sondames.org/Audio/otros/harmonicBridge01.mp3]
/

MICRÓFONOS BINAURALES
/

Pero ¿Qué pasa cuando en lugar de esos microscópicos sonidos queremos amplificar o grabar un ambiente o un conjunto de sonidos que se producen a nuestro alrededor? ¿O cuándo las resonancias del instrumento no están tan presentes en su caja de resonancia como en el aire?
/
Para esto tenemos micrófonos que son sensibles a los cambios de presión que se producen en el aire.
/
Existen gran infinidad, pero vamos a realizar unos muy sencillos y efectivos.
/
Este modelo se conoce como binaural aludiendo a nuestros dos oidos. En realidad es un micrófono estereo, dos pequeñas cápsulas, pero pensados para que los coloquemos en nuestros pabellones auditivos, con lo que el tipo de grabación que realicemos tendrá un caracter especial muy realista conservando parte de los componentes físicos que hacen que nuestro cerebro interprete la disposición espacial del sonido así como su movimiento. + info
/
Material necesario y coste aproximado
/
Dos cápsulas electret omnidireccionales: cápsulas muy sensibles basadas en un condensador (1 cápsula = 1 € aprox).
/
electret
/
Cable : usaremos un cable de dos vias, y que cada una de las vías contenga a su vez dos conexiones (2 metros = 1 Euro aprox).
/
Jack: ahora, como necesitamos montar dos micros vamos a usar un conector de 3.5 stereo (jack stereo 3.5 = 1.50 €).
/
Montaje
/
Al tratarse de un micro stereo en un extremo conectaremos la malla del cable al pin de la cápsula que está en contacto con la carcasa externa y el cable interno (vivo) al otro pin y haremos los mismo en la otra cápsula.
/
electret
/
Ahora en el otro extremo unimos la malla de ambos cables y va a tierra mientras los dos vivos van cada uno a cada conexión. Esto dá igual pero condicionará cual es la derecha y cual la izquierda.
/
stereo2
/
jackstereo
/
Si queremos aislar un poco el montaje podemos utilizar plástico termoretráctil.
/
Opciones
/
Dummy head: esto ya es para nota y encarece bastante la fabricación pero si buscas un resultado mucho más realista puedes construir una cabeza dummy. En este diseño los micros se encuentran no en el pabellón auditivo sino que se insertarían al final del canal auditivo, donde está el tímpano. De esta manera se acentúa aun más el efecto de hiperrealismo aunque después de la grabación sería necesario hacer algo de procesamiento sonoro para retocar ciertas frecuencias.
/
Aquí tienes un tutorial exhaustivo aunque no es demasiado fácil.
/

/
Amplificador: una cosa importante a tener en cuenta es que estas cápsulas necesitan estar alimentadas para funcionar. Aunque la mayoría de las grabadoras portátiles que tienen una entrada de micro minijack stereo ya suministran los voltios que necesita al tratarse una plugin power (entre 3 y 9) puede que en alguna ocasión queramos conectarla a nuestra mesa de mezclas. En las mesas de mezclas el problema es que puede suministrar electricidad, pero se trata de 48v (phantom power), lo que quemaría nuestras cápsulas. La solución es apagar la phantom y alimentarlos con una pila utilizando los siguientes componentes.
/
electret2
/
Aplicaciones
/
Estos micrófonos se utilizan sobre todo para grabaciones de ambientes ya que permiten un sonido panarómico muy llamativo, aunque esto funciona sobre todo si escuchamos la grabación en unos cascos, mientras que si lo reproducimos en un equipo convencional quizás notemos que la imagen estereo es un poco floja en el centro.
/
También se pueden utilizar para grabar en espacios en los que no queremos llamar la atención ya que parecerá que estamos escuchando música.
/
Otra opción es montar una sola cápsula y utilizarla para grabar entrevistas cómo micro de solapa poniéndole una pinza o algún otro tipo de sujeción.
/
O se pueden consiguir resultados interesantes si lo introducimos en el interior de un instrumento.